OPERACIONES
SIMPLES

TURNOS
ONLINE
icono_alerta
eMe
En línea
eMe

Antes de irte, califica esta conversación.

Tu opinión nos ayuda a crecer.

Gracias

Hubo un error en tu solicitud

Soy eMe
¿Te asisto?

Aprovechá mejor tus tarjetas

En esta sección encontrarás todo lo que necesitás saber para disfrutar de tus tarjetas sin dejar de mantener el control de tu economía personal y familiar.

Herramientas y recursos

¿En qué se diferencian las tarjetas de débito y crédito? La principal diferencia es que la tarjeta de débito tiene el mismo efecto económico que pagar en efectivo: no podés gastar más de lo que tenés en tu cuenta bancaria, y el dinero sale de la cuenta en el mismo momento en que realizás el pago. 

En cambio, con la tarjeta de crédito podés gastar dinero que aún no tenés en la cuenta. Los consumos realizados se acumulan y se pagan una vez al mes, sin costo alguno para vos (si elegís el pago total) o en los meses sucesivos (en caso de pago mínimo o parcial, con intereses). Te invitamos a descargar la Guía práctica para distinguir crédito y débito.


Aprovechá mejor tus tarjetas

Las tarjetas son medios de pago que te brindan numerosas ventajas: seguridad y comodidad, facilidad para controlar tus consumos, posibilidad de pagar en cuotas y obtener financiación adicional… Pero, como con cualquier otra herramienta, para aprovecharlas al máximo te conviene tener en claro el “manual de instrucciones”.

 

¿Qué puedo hacer con mi tarjeta de crédito?

La tarjeta de crédito te permite pagar productos o servicios de forma presencial o por Internet, sin necesidad de tener el dinero en tu cuenta en ese momento. 

Cada mes deberás pagar el total o una parte de los gastos realizados el mes anterior, en la fecha indicada en el resumen de la tarjeta. Es importante que para esa fecha tengas en tu cuenta bancaria dinero suficiente para realizar el pago.

Otra posibilidad que te brinda la tarjeta de crédito es pagar tus compras en cuotas.

El pago mínimo de la tarjeta de crédito siempre es la opción menos conveniente. Usalo SOLO cuando no tengas otra posibilidad.

Como cada mes pagás un monto muy pequeño, la mayor parte de la deuda sigue pendiente y generando intereses muy elevados. Por eso demora tanto tiempo cancelar la deuda. 

Además, si seguís pagando con tu tarjeta de crédito los nuevos gastos aumentarán la deuda existente.

Por lo tanto, la mejor opción es el pago total cada mes. A menos que elijas otra posibilidad, entendemos que esta es la forma en la que querés pagar y debitamos el pago total de tu cuenta.

Si no podés pagar el total, pero querés cancelar tu deuda lo antes posible, hablá con tu sucursal o con el Centro de Atención Telefónica de Banco Macro (0810-555-2355) para pagar una cantidad intermedia (pago parcial).

Hay varios tipos de gastos: en primer lugar, por tener la tarjeta tenés como gastos fijos la comisión de mantenimiento (mensual) y la comisión de renovación (anual). 

Según el uso que hagas de tu tarjeta, podés tener también gastos por intereses de financiación / compensatorios (por la parte de la deuda que no pagues al mes siguiente) y punitorios (si entrás en mora por no pagar a tiempo).

Los límites son diferentes para cada persona y dependen de tu historial de crédito (si pagaste las deudas anteriores en los plazos previstos) y de tu situación financiera.

Dentro del límite que te otorguemos podrás:
  • Realizar compras de bienes y servicios. En caso necesario, podés solicitar una ampliación temporal del límite. 
  • Obtener adelantos de efectivo en el cajero automático, pagando comisión e intereses.
  • Financiarte mediante el pago en cuotas.

Si querés ampliar los límites de tu tarjeta de crédito, lo podés solicitar en las sucursales de Banco Macro y en el Centro de Atención Telefónica (0810-555-2355). El Banco analizará si se cumplen las condiciones para el aumento del límite solicitado.

¿Dónde solicito tarjetas adicionales?

Las podés solicitar en nuestras sucursales y en el Centro de Atención Telefónica (0810-555-2355). Su emisión estará sujeta al mismo análisis de situación financiera que la tarjeta original. 

Las tarjetas de crédito se renuevan automáticamente. Te las enviaremos a tu domicilio antes de la fecha de vencimiento de la tarjeta actual. 

Sí no te interesa continuar usando tu tarjeta, podés solicitar la no renovación, al menos 60 días antes del primer día del mes de vencimiento de la tarjeta actual. 

Si ya sos cliente de Banco Macro, para obtener más información podés comunicarte con el Centro de Atención Telefónica (0810-555-2355) o dirigirte a una de nuestras sucursales. 

Si no sos cliente, acercate a la sucursal más cercana a tu domicilio.

¿Puedo recibir el resumen por correo electrónico?

El e-resumen es la opción que recomendamos desde Banco Macro: nos ayuda a cuidar el entorno y es más cómodo, rápido y seguro para vos. 

Para recibir los resúmenes de tarjetas de crédito y/o de tus cuentas bancarias en tu casilla de correo electrónico solo necesitás acceso a Internet y tener instalado el programa Adobe Reader en tu computadora. Si aún no lo tenés, descárgalo en este enlace.

Podés adherirte al e-resumen desde tu sucursal, llamando con tu clave de atención telefónica al 0810-555-2355 o mediante Banca Internet (menú “Consultas y solicitudes”).

¿Y si no recibo mis resúmenes de cuenta?

Tenés a tu disposición muchas formas para conocer en todo momento el saldo y los movimientos de tu tarjeta. Si no recibís el resumen en tiempo y forma, podés hacer la consulta a través de Banca Internet, de App Macro, en la web de la marca (Visa Home o Masterconsultas), en nuestras sucursales o llamando al Centro de Atención Telefónica (0810-555-2355).

En la sucursal y en el Centro de Atención Telefónica verificarán los datos de domicilio o correo electrónico para actualizarlos y evitar nuevas demoras en el envío.

Las tarjetas son un medio de pago mucho más seguro que el efectivo, siempre que tengas en cuenta algunas medidas de protección muy sencillas:
  • No compartas los datos de tu tarjeta con personas que no sean de tu máxima confianza. 
     
  • Reaccioná con rapidez si sospechas que alguien usó tu tarjeta de forma indebida. Si la perdés, te la roban o ves en el resumen compras que no hiciste, buscá en el apartado “Teléfonos útiles” dónde llamar para bloquearla.

¿Necesito guardar los comprobantes de las compras?

Te recomendamos que lo hagas, por dos motivos:
  1. Por seguridad. Al revisar el resumen de tu tarjeta de crédito, los comprobantes te ayudan a identificar posibles gastos que vos no realizaste. Si ocurre esto, llamá de inmediato al Centro de Atención Telefónica (0810-555-2355) o mirá en la sección de “Teléfonos útiles” para avisar que no reconoces esa deuda: es posible que alguien haya utilizado tu tarjeta de manera indebida.
     
  2. Para registrar tus gastos y mantener tus deudas bajo control. Si no lo hacés, es fácil perder de vista la cantidad y el monto de los consumos realizados.

Son tarjetas (de crédito o débito) que incorporan una nueva tecnología para pagar de forma más rápida, cómoda y segura. Basta con acercar la tarjeta a una terminal habilitada y sostenerla unos segundos para que se complete el pago.

Una de las ventajas de estas tarjetas es que hacen más ágil el pago en línea de cajas, porque no es necesario firmar comprobante ni mostrar el DNI en compras de bajo monto. Si querés, podés pedir al comercio que te entregue el comprobante, para controlar desde la Banca Internet los movimientos de tu tarjeta.  

Las tarjetas contactless se identifican fácilmente por el símbolo que se encuentra al frente de la tarjeta. Hacé clic en este enlace para conocerlo.

Los comercios que permiten el pago con tarjetas contactless están señalizados. En aquellos que aún no tienen los equipos necesarios podés utilizar sin problemas tu tarjeta contactless, ya que también tiene disponible la tecnología tradicional de chip y funciona en todo tipo de terminales. 

Los canales habilitados para solicitar la baja son las Sucursales, Banca Internet y el Centro de Atención Telefónica. En algunos casos, te podemos solicitar que te acerques a una sucursal a terminar el trámite.

No podemos exigirte que canceles las deudas existentes como condición necesaria para dar de baja tu contrato de tarjeta de crédito, pero esto no te libera de la responsabilidad de pagar la deuda en su totalidad.